The Lives And Times Of A Quilter's Cats

Random thoughts of three or four cats and I about the importance of wearing slippers if you happen to share your home with a quiltmaker who drops pins, and other similar and related nonsense, from fabric to gardening and of course, about the cats who inspire all this madness. En inglés y en español.

My Photo
Name:
Location: Idaho, United States

Thursday, August 03, 2006

The Fun Begins

It has been a fairly good week: the weather cooled down quite a bit for two or so days and I started to appliqué the leaves and tear shapes to the quilt. It feels like a holiday after the weeks of piecing. It took me years to learn to enjoy appliqué, but now I think I like it better than piecing. At least, I was ready for the change. I still have one row of triangles left to piece, but I can do those here and there at odd moments. I'm going to see about scanning the two or three antique quilts that were the inspiration for this one. Pictures soon.

I'm giving my fingers a break. That's the one downside to hand piecing. At least for me, it is. See, I can't wear a thimble when I piece. I've tried them all and they get in the way. My middle finger on my right hand is pretty mangled by now, and if the back of the needle hits it just right, I see stars and little twittering birds, just like in cartoons. Ah well, I'll be quilting soon (with a thimble) and it will have time to recover enough till I get to start binding it.

The cats have been unusually quiet the last few days. Phoebe has pretty much moved into the sewing room for good; she spends most of the day there and only comes out if she absolutely has to. I don't mind too bad, so far she's been good as gold (strangely enough). After having spent the heat wave days in the bathtub, it's good to see her tabby pelt near me again.


Esta ha sido una semana bastante buena: el tiempo refrescó un poco y pasamos un par de dias agradables y he empezado a aplicar las hojas y las lágrimas al top. Casi me siento como si estuviera en vacaciones después de todas las semanas de piecing. Me costó años aprender a que me gustase el aplicado, pero ahora me gusta casi más que coser. Por lo menos, ésta vez, estaba deseando empezar a aplicar. Aún tengo que coser una fila de triángulos, pero lo puedo hacer a momentos perdidos. También tengo que escanear fotos de los dos o tres edredones antiguos que han sido la inspiración para hacer éste. Fotos pronto.

Estoy dejando descansar a mis pobres dedos. Es lo malo de coser a mano y sin dedal. No me acostumbro a usar dedal para coser o aplicar, aunque si lo uso para acolchar. Los he probado todos y me molestan. El dedo corazón de la mano derecha lo tengo como un colador, y si la aguja me pincha en uno de los agujeros, veo estrellas y pajaritos, como en los dibujos animados. Dentro de poco empezaré a acolchar y entonces le dará tiempo a curarse, por lo menos hasta que empieze a ponerle el ribete.

Los gatos han sido bastante buenos toda la semana. Phoebe se ha mudado al cuarto de coser. Se pasa el día allí metida y sale solamente si le hace falta comer o usar el cajón. No me importa, se ha portado bastante bien, cosa rara para ella. Después de haberse pasado la semana y pico de ola de calor metida en la bañera, me gusta verla cerca cuando coso.

5 Comments:

Blogger violetazul said...

No tenía idea de que hacias el piecing sin dedal.. yo lo uso hasta para el punto de cruz.
Los aplicados quedan espectacular.
Felicidades..
El calor tiene aburridos a nuestros niños, al parecer..
besos

8:28 AM  
Blogger Nueiver said...

A cada paso que nos enseñas..... más hermoso lo veo......
¡¡Eres única, MaríaJones!!!!

¿Sabes que yo he aprendido a coser con dedal al acolchar a mano mi primer trabajo de patch?
Ese fue siempre el caballo de batalla de mi madre y de todo el mundo que me veía coser (y mira que he cosido.......), además cogía la aguja como de una manera rara.... Pero fué hacer el primer intento de acolchado a mano y.... magia!!!.... no he vuelto a dejar el dedal.
No quiero ni imaginar lo que debe dolerte el "agujerito" del dedo.
Ah, y a este paso, viendo y oyendo las aventuras de tus mininos... ¡¡van a acabar gustándome los gatos!! anda que......

4:13 AM  
Blogger SheMeows said...

Claro que te acaban gustando los mininos! :)

Lo del dedal, ya me gustaría acostumbrarme. Os acordaís que de pequeñas nos decian "no es nada, por ahí no se te salen las tripas!"... pues a este paso, no se yo. Si se hace más hondo el agujerito, a lo mejor que sí!

6:51 AM  
Blogger TiempoSoria said...

Está tan bonito que dá hipo !!!!!!

abrazos

9:43 AM  
Blogger El blog de Inma said...

Son fantasticas tus labores , el mariners compas te queda precioso .
Espero que nos pongas mas cosas en tu blog, te visito a menudo.
Lo de los blog es algo bonito, asi nos deja contactar con personas que tenemos los mismos gustos y nos enriquecemos unas a otras
Muchos Besos
Inmapatchwork

1:49 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home